domingo, 16 de mayo de 2010

La playa y los muebles blancos

Toda esta grandiosa, impresionante y larga colección de muebles blancos componían cada espacio de suelo, y la orilla, un piso perfecto de blanco esponjoso y una infinita cantidad de cubos que aumentaban en número y disminuían su volumen hasta desaparecer bajo las cortinas de un mar dormido, casi sin olas y con una transparencia perfecta. Así comenzó este sueño, caminaba yo con algunas personas por este atardecer que ya estaba a punto de pintarse de naranja.

Había cierta clase de festival, muchas personas se reunían, bebían, reían, hablaban, yo, como cosa rara a veces si no me siento parte del conjunto me separo y eso hice. Camine a la playa, camine hasta que desapareció el ambiente extraterrestre del mar y mis pies sintieron arena, entonces llega ésta chica, linda si, y mucho y me sugiere caminar juntos por el mar. Ese mar en el que caminaba y caminaba, caminábamos y el agua no pasaba de nuestras rodillas.

Llegue a sentir corrientes en mis pies y entonces pude contemplar el reflejo de la arena, y la escarcha de cientos de peces que iban y venían, nos rodeaban y jugaban en su pequeña introducción a las profundidades. Arcoíris, burbujas y espirales se formaban a nuestros pies y susurraba una brisa tenue, casi imperceptible, silencio.

Casi se me olvida que tenia a una chica tomada de la mano, y ella me conversa:

- No sé qué hago contigo la verdad, pero de repente sentí que aunque estemos caminando solos, aunque nuestros pensamientos no se unieran, podríamos seguir al lado, un rato, un rato  nada más… Y sabes..

Mientras seguía hablando se me olvidó la playa, los muebles, los peces y la magia, cuando mire directamente a sus ojos, su sonrisa, y su voz, su risa solitaria, ella seguía su monólogo al que sólo le escuche las primeras 2 líneas… después fue solo blah blah blah… Y la veía y la veía.

Le interrumpí y le dije… ya habrá tiempo de charlar

               Porque desde hoy, 

Sólo caminarás conmigo.

Krlos Reyna



Pd: ¿Cómo pude haber estado tan distraído? A veces atrapamos las sustancias cuando creemos que tenemos la mirada perdida y la mente en blanco, a veces justo cuando respondemos "No es nada, estoy distraído" es el momento en el que nuestro instinto está captando mejor nuestro alrededor. Yo me quede con ella en éste sueño porque algo me dijo que así tenía que ser, fue una adrenalina por atraparla, y ahora que estoy despierto me pregunto si el rostro que estoy viendo es el mismo del sueño, o me estoy equivocando nuevamente, ¿Error de cálculo? ;)

0 comentarios:

Publicar un comentario

☣ No hables muy alto, que me despierto ☣ ;) Gracias.