miércoles, 26 de mayo de 2010

Esto es un sueño.

No es la primera vez que me pasa, puedo recordar claramente aunque sea un par más en los que en mi sueño puedo notar que es un sueño, y como es un sueño puedo hacer lo que yo quiera. Poner en práctica la imaginación.

Éste día estuve caminando, platicando con una amiga, Laura, ella me estaba tratando de contar algún problema pero no hallaba como comunicarse conmigo, tenía unas manchas en el rostro y en los brazos. En lo que llegamos a su casa ella entró rápidamente y se separó de mí, no llegue a saber lo que pasaba, se encontraba su mamá con el rostro rojo de tanto llorar. Pregunté ¿Qué pasa? ¿Puedo hacer algo?

-No quieres estar aquí, lo mejor es que te vayas, por tu bien.

Y me fui. Al caminar pasé por un pasillo en el que se encontraba mi hermano Luis y un muchacho con muchas cicatrices, mientras iba pasando escuche par de cosas (no distinguí nada en realidad) mientras me acercaba me dijeron que me fuera. Entonces me di la vuelta pero logré escuchar. Vamos a tener que matarlo, yo creo que escuchó y mi hermano le dijo. Si.

Empezó una persecución, y mientras caminaba “casi trotando” porque sabía que venía una gran cantidad de hombrecitos a tratar de asesinarme pensé:

-Esto no es real, mi hermano no iría así a matarme, ¡superpoderes vengan a mí!, jajajaja me repetía eso una y otra vez, como 6 veces hasta que por fin deje de huir y di la vuelta estando ya de frente a aquellos mortales que no tenían ni idea que eran creaciones de mi imaginación.

  Fueron como 8, no recuerdo si un poco más, no recuerdo si tenía un cuchillo, yo creo que mis manos las convertí en cuchillas y a cada uno de ellos los fui decapitando, aunque admito que a mi imaginación le falto un poco la parte sangrienta del asunto en esta ocasión. La rapidez con la que me movía era casi hasta borrosa para mí mismo. Y para ellos invisible, un segundo tratando de perseguirme, al siguiente vieron que me les iba a enfrentar y al siguiente, todos… viajando a la cajita de recuerdos de mi consciente.

La velocidad fue muy entretenida, recuerdo la ejecución de uno de ellos claramente, me gusta que a veces en los sueños aunque yo sea el protagonista puedo ver las cosas en 3ra persona, ser una cámara que  se pasea unos 270º mientras se presenta la escena a veces hasta doy varias vueltas. En este caso fue muy rápido.

El sueño no acabó allí, pero definitivamente mi seguridad de que era un sueño sí, se me olvidó y pasaron otras cosas irrelevantes que prefiero no contar.

Krlos Reyna

0 comentarios:

Publicar un comentario

☣ No hables muy alto, que me despierto ☣ ;) Gracias.